Buscar este blog

Cargando...

Pirámides Tróficas

.
Las pirámides tróficas se utilizan para representar las relaciones alimentarias y el traspaso de energía entre los seres vivos que componen sus escalones.

Las pirámides se organizan de acuerdo a la cantidad de energía que presenta cada eslabón de la cadena trófica, dejando a los que tienen mayor cantidad de energía, los productores, en la base de la pirámide. Los niveles siguientes reciben menor cantidad de energía y se ubican en los sectores más angostos de la pirámide, como los consumidores primarios y secundarios. Finalmente, en la cúspide de la pirámide se encuentran los seres vivos que reciben menor cantidad de energía, que pueden ser los consumidores terciarios.


Pirámide de Energía


Existen muchas pirámides tróficas para representar la transferencia energética; la más utilizada es la pirámide de energía, que expresa la cantidad de energía disponible en cada nivel trófico en calorías (cal) o kilocalorías (Kcal).

Pirámide de Energía


Pirámide de Biomasa


En este tipo de pirámide se representa el flujo de energía en la cadena trófica a través de la cantidad de biomasa presente en cada nivel trófico. La biomasa indica la cantidad de materia seca total, en un volumen y tiempo determinados.

En este tipo de pirámide, así como en las de energía, por lo general se observa que, a medida que avanzan los niveles tróficos, disminuye la biomasa que reciben los organismos. Suponiendo que esta disminución energética sigue la ley del 10%, si los productores dejaran a disposición de los consumidores primarios 10.000 g/m2 de biomasa, ellos utilizarán 1.000 g/m2. A su vez, los consumidores secundarios aprovecharán 100 g/m2 y, de acuerdo a este patrón, llegarían 10 g/m2 de biomasa a los consumidores terciarios (Pirámide A).

Sin embargo, existen ecosistemas que tienen mayor número de consumidores primarios que de productores; por lo tanto, la pirámide de biomasa se puede representar invertida. Por ejemplo, el fitoplancton es un alga que presenta una alta tasa de crecimiento poblacional comparada con la de sus depredadores, el zooplancton, y por esta razón una pequeña biomasa de fitoplancton puede abastecer a una gran biomasa de zooplancton (Pirámide B).

Pirámide de Biomasa


Pirámide de Número


Este tipo de pirámide muestra el número real de seres vivos que existen en cada nivel trófico en un tiempo y superficie determinados. Son menos útiles que las anteriores, ya que no proporcionan información de la energía ni de la biomasa presente en las interacciones de los niveles tróficos, y pueden o no tener forma piramidal. Por ejemplo, las hojas de un solo árbol sirven de alimento para miles de insectos y, entonces, si observamos y contabilizamos la cantidad de individuos por metro cuadrado, solo hay un productor y miles de consumidores, a pesar de que el árbol presenta una biomasa mucho mayor que los insectos.

Por lo tanto, se produce una pirámide distorsionada en su forma y un tanto confusa en cuanto a la información real del aporte energético de cada nivel trófico, ya que, dado que los consumidores de un nivel trófico reciben una baja cantidad de energía, deben estar en búsqueda constante de alimentación. Y así, por ejemplo, los animales carnívoros gastan mucha energía en buscar y capturar su alimento, por lo que, para completar sus requerimientos energéticos tienen que consumir muchas presas.


Pirámide de Número
.