Buscar este blog

Cargando...

Metabolismo: estructura y funcionamiento Celular

.
Las células presentan un medio interno propio y diferente al medio externo que la rodea, por ello requieren del intercambio continuo y regulado de materia y energía entre ellas y el ambiente. Al interior de la célula ocurren una serie de reacciones químicas y transformaciones energéticas que, en conjunto, reciben el nombre de metabolismo. A través del metabolismo, la materia y la energía son transformadas en la célula permitiéndole generar sus propios componentes.

  1. La membrana plasmática regula el intercambio de materia entre la célula y el ambiente.
  2. La información hereditaria contenida en los ácidos nucleicos (ADN y ARN) determina la producción de moléculas catalíticas (enzimas) que regulan el metabolismo: por ejemplo la síntesis de ácidos nucleicos.
  3. Mediante otros procesos metabólicos se sintetizan los diferentes componentes moleculares que forman las distintas estructuras celulares, por ejemplo, la membrana plasmática
  4. Así, la serie de reacciones químicas que conforman el metabolismo son reguladas por la información hereditaria, y permiten, por ejemplo, la síntesis de los componentes de la membrana plasmática, la que a su vez permite mantener las condiciones internas necesarias para la actividad metabólica, y por ende, la vida de la célula.
Existen dos tipos de reacciones metabólicas: anabólicas y catabólicas, que son interdependientes entre sí. Mediante el anabolismo las células fabrican o sintetizan sustancias orgánicas de mayor complejidad consumiendo energía. Por ejemplo, la síntesis de biomoléculas como las proteínas, ADN, ARN, lípidos y carbohidratos. Por el contrario, a través del catabolismo se degradan moléculas orgánicas y se libera energía, parte de la cual es almacenada en los enlaces de ciertas moléculas.
.