Buscar este blog

Cargando...

La Membrana Plasmática

.
Todas las células están rodeadas por una fina lámina denominada membrana plasmática, que está constituida por dos capas de fosfolípidos, formando una bicapa lipídica con proteínas insertas total o parcialmente. Este modelo fue propuesto por Singer y Nicholson en 1972 y se denomina mosaico fluido, ya que tiene características de mosaico, al estar constituida por diversos componentes en ambas caras de la bicapa, y de fluido, porque estos tienen movimiento.

Composición química de la membrana 


La membrana plasmática es una estructura asimétrica, ya que sus componentes tienen una organización diferente en la bicapa, o sea, la cara citoplasmática y la extracelular de la membrana no son iguales en composición. Esta asimetría se relaciona con las funciones de señalización y proporciona sitios de anclaje a diversas moléculas y al citoesqueleto.
membrana plasmatica

Fosfolípidos. Son los principales componentes de la membrana y están constituidos por una molécula de glicerol unida a dos ácidos grasos y a un grupo fosfato, los que se disponen en una bicapa lipídica. Son moléculas anfipáticas, pues tienen una región apolar hidrófoba que repele el agua y una región polar hidrofílica con gran afinidad a ella. Por esto, en un entorno acuoso, las cabezas hidrofílicas de los fosfolípidos tienden a orientarse hacia fuera de la bicapa, mientras que las colas hidrofóbicas hacia dentro, minimizando el contacto con el agua.

La membrana es una estructura dinámica debido a que los fosfolípidos que la forman están en constante movimiento, siendo los principales responsables de su fluidez. El movimiento es fundamental para llevar a cabo los procesos de transporte a través de la membrana, y ocurre de tres maneras:

  • Difusión lateral: los fosfolípidos se intercambian de lugar con sus vecinos en la misma monocapa
  • Rotación: giran rápidamente sobre su eje.
  • Flip-flop: consiste en el movimiento de los fosfolípidos de una monocapa a la otra por acción de una proteína llamada flipasa. Este movimiento es poco frecuente, pues requiere gran gasto de energía.

Glucocálix. Se ubica en la cara externa de la membrana, es una capa formada por cadenas de carbohidratos (oligosacáridos y polisacáridos) que se asocian a las proteínas y fosfolípidos de la membrana, dando origen a glicoproteínas y glicolípidos, respectivamente. Esta capa cumple funciones de reconocimiento entre las células.

Proteínas. Según su ubicación en la bicapa, se distinguen dos tipos de proteínas: integrales y periféricas.

Proteínas integrales o intrínsecas, también llamadas proteínas transmembrana, atraviesan completamente la bicapa lipídica. En aquellas zonas que atraviesan la bicapa están formadas mayoritariamente por aminoácidos hidrofóbicos y por aminoácidos hidrofilicos en las zonas que "miran" hacia el medio extracelular y hacia el citosol.

Proteínas periféricas, que no atraviesan la bicapa lipídica, solo se ubican en una de las capas de la membrana: la que "mira" hacia el medio extracelular o aquella que "mira" al intracelular.

Las proteínas, al igual que los fosfolípidos, se mueven por difusión lateral, vale decir, en el plano de la membrana plasmática, y por rotación, que ocurre alrededor del eje perpendicular a la membrana.

También existen proteínas que se unen a la membrana plasmática por su interacción son los fosfolípidos. Estas presentan menor capacidad de movimiento que aquellas que están insertas en la bicapa.

Colesterol. También forma parte de la membrana plasmática) alcanzando un 20% de los lípidos presentes en la bicapa dejas células animales. Esta molécula se dispone en forma intercalada entre los fosfolípidos proporcionando estabilidad, pues de esta forma disminuye la fluidez de la membrana y la hace menos deformable, y a su vez reduce su permeabilidad y por tanto limita su capacidad de transportar sustancias. Las células vegetales carecen de colesterol; sin embargo, cuentan con otro tipo de esteroles.

.