Buscar este blog

Cargando...

Matriz extracelular

.
La organización de las células en tejidos requiere de un conjunto de moléculas de adhesión celular, que faciliten la unión entre sí; de la existencia de uniones celulares y de una estructura que les brinde las condiciones necesarias para su subsistencia y que favorezca su reproducción, Estas últimas funciones las cumple la matriz extracelular (MEC).
La MEC está formada por proteínas y carbohidratos que son sintetizados y secretados por las mismas células o aportados por el torrente sanguíneo, Estos componentes se acumulan y se unen formando una red que interactúa con la superficie extracelular de la membrana plasmática, creando un ambiente especial en los espacios entre las células.

Los principales componentes de la MEC son:
matriz celular

Proteoglucanos: macromoléculas formadas por una proteína central unida a largas cadenas de polisacáridos denominadas glucosamínoglucanos. Estos le confieren una consistencia viscosa en la que se encuentran los otros componentes de la matriz. Su función es resistir la contracción de la membrana plasmática, permitir la movilidad y migración de las células y filtrar sustancias que pueden ser transportadas al interior celular.

Proteínas fibrilares: forman una fina red que otorga a la MEC características estructurales, resistentes y elásticas, Las proteínas que forman esta red son el colágeno, que le da a la MEC resistencia, estructura y consistencia, y la elastina, responsable de su elasticidad.

Proteínas de adhesión: son glicoproteínas que permiten la adhesión entre los componentes de la matriz, entre las células y la matriz, y las células entre sí. Por ejemplo, las integrinas, que unen la matriz con el citoesqueleto.

Metaloproteinasas: son proteínas presentes en la membrana plasmática que participan en la renovación de la MEC, mediante la degradación de sus componentes.

La MEC permite la unión de las células en los tejidos y es un lugar de reserva de hormonas que controlan el crecimiento y la diferenciación celular, También proporciona protección, firmeza y flexibilidad a los tejidos, y colabora en la transmisión de señales entre las células de un mismo tejido, La MEC, además, otorga el armazón a través del cual las células se pueden desplazar, fundamentalmente durante las primeras etapas de la diferenciación. .