Buscar este blog

Cargando...

Material genético y formación celular

.
La información genética necesaria para el desarrollo de un nuevo individuo se encuentra en el ADN contenido en el núcleo de los gametos. Durante la fecundación, los gametos del padre y de la madre se fusionan, sus núcleos se juntan y así la célula resultante contiene toda la dotación genética del nuevo ser vivo. Después de la fecundación se producen sucesivas divisiones celulares, lo que permite que los blastómeros proliferen, transmitiendo el material genético a todas las células hijas, produciendo de esta manera el crecimiento del embrión.


Los blastómeros son células totipotenciales. A medida que el embrión crece, las células comienzan a diferenciarse para formar los distintos tejidos y órganos del ser vivo por nacer. Por ejemplo, algunas de las células del embrión darán origen a las células nerviosas, como las neuronas, otras a las células musculares del corazón, otras a los osteoblastos, células que forman los huesos, y otras, a las células de la epidermis que serán parte importante de la piel.

El material genético contenido en el ADN es fundamental para la formación de los distintos tipos celulares: a medida que las células totipotenciales se van diferenciando en las capas embrionarias, y estas en los tejidos y órganos, las células diferenciadas utilizan y expresan solo algunas partes de la información genética contenida en el ADN. En este sentido, las neuronas expresan los genes necesarios para que esta célula produzca los neurotransmisores y pueda transmitir los impulsos nerviosos; los cardiomiocitos expresan la información genética necesaria para formar las estructuras contráctiles y se pueda contraer el corazón; los osteoblastos expresan la información genética necesaria para formar el hueso, y las células de la epidermis utilizan otra parte de la información genética para formar la proteína queratina, que ayuda a proteger la piel.

El ADN está dividido en miles de segmentos denominados genes. Por lo tanto, la base molecular de la diferenciación celular se encuentra en la expresión diferencial de los genes, lo que permite que una célula particular cumpla funciones determinadas. Lo mismo ocurre en cada tipo celular: se activan solo aquellos genes que tienen información específica para cada uno. A esto se le denomina expresión génica diferencial o tejido específica.

.