Buscar este blog

Cargando...

Biomoléculas - Los Ácidos Nucleicos

.
Los ácidos nucleicos portan la información hereditaria que coordina y regula el metabolismo celular y determina las secuencias de aminoácidos para constituir las proteínas de cada célula. Estos están formados por moléculas más simples denominadas nucleótidos, que están compuestos por:

Acidos Nucleicos


En los ácidos nucleicos, las pentosas junto con los grupos fosfato tienen una función estructural, mientras que las bases nitrogenadas determinan sus funciones en la codificación de la información hereditaria.

Las bases nitrogenadas pueden ser púricas o pirimídicas, Las primeras, presentan dos anillos formados por nitrógeno y carbono en su estructura, pertenecen a este grupo la adenina (A) y la guanina (G). Las bases pirimídicas cuentan con un solo anillo, de este tipo son la citosina (C), la timina (T) y el uracilo (U).

Para formar las cadenas o hebras de los ácidos nucleicos, los nucleótidos se unen a través de enlaces fosfodiéster, entre el grupo fosfato de uno de ellos y la pentosa del siguiente nucleótido,

Existen dos tipos de ácidos nucleicos, el ARN y el ADN, ambos con funciones y estructuras muy diferentes; sin embargo, la información que cada uno porta está codificada por la secuencia de las bases nitrogenadas que se constituye al unirse linealmente los nucleótidos.

ARN: ácido ribonucleico


Este ácido nucleico está formado por solo una hebra de nucleótidos, aunque algunas regiones de la molécula pueden plegarse al unir sus bases nitrogenadas, formando segmentos de doble cadena. Cada nucleótido de esta molécula está compuesto por el azúcar ribosa, un grupo fosfato y una base nitrogenada, que puede ser citosina, guanina, adenina o uracilo.

ARN

ADN: ácido desoxirribonucleico


El ADN se encuentra tanto en células procariontes como en eucariontes, en estas últimas se ubica en el núcleo asociado a proteínas, lo que se denomina cromatina. En cambio, en procariontes se encuentra en el citoplasma en una región denominada nucleoide. Para ambos tipos celulares, el ADN constituye la información hereditaria o material genético indispensable para el funcionamiento y desarrollo de la célula.

El ADN es una macromolécula formada por dos hebras de nucleótidos, enfrentadas y unidas a través de sus bases nitrogenadas complementarias mediante puentes de hidrógeno. Los nucleótidos de esta molécula están formados por un grupo fosfato, la pentosa desoxirribosa y las bases nitrogenadas citosina, guanina, adenina y timina.

Para formar la doble hélice característica del ADN, la adenina se une con la timina por medio de dos puentes de hidrógeno y, a su vez, la citosina se une con la guanina a través de tres puentes de hidrógeno.

ADN


Muchos científicos intentaron, a través de sus estudios, comprender la naturaleza fisicoquímica del material genético, entre ellos Wilkins, Franklin, Chargaff, Watson y Crick. Estos últimos postularon, en el año 1953, un modelo estructural de la molécula de ADN, lo cual marcó un hito en la historia de la biología. Este modelo continúa vigente  y permitió explicar procesos como la replicación del ADN y la participación de esta molécula en la síntesis de proteínas.
.